Malala Yousafzai, premio Sájarov 2013

Todos los presidentes de los grupos políticos de la Eurocámara han votado a la niña paquistaní defensora de los derechos humanos Malala Yousafzai, la niña paquistaní tiroteada por extremistas musulmanes por defender el derecho universal a la educación, ha sido elegida este jueves premio Sájarov 2013 a la Libertad de Expresión.
“Malala tiene el coraje de levantar la voz por los derechos de las niñas y además anima al resto a que sigan su ejemplo pese a vivir en mundo dominado por los hombres”
La adolescente de 16 años sobrevivió en octubre de 2012 a disparos de los talibanes por defender la educación femenina en su país, y en la actualidad vive en la ciudad inglesa de Birmingham.
Malala, nacida en 1997 en Mingora (Pakistán), es la ganadora más joven de la historia de este prestigioso premio europeo.

Te amo, te tomo, te ato, te mato

Llegará un día en el que la exposición que podemos ver en nuestro Instituto no será necesaria. Ese día habremos conseguido que las relaciones entre hombres y mujeres sean de igual a igual y libres de violencia. Esperamos que cada cartel expuesto nos acerque un poco más a esa realidad posible y deseada. Con esa finalidad montamos esta exposición desde el Plan de Igualdad.

MACHIS¡NO!

Recibimos la invitación desde el CEP de Córdoba, vía Rosa Solano, a la exposición de carteles MACHIS ¡NO! que se inaugurará el próximo 6 de abril, a las 18:30, siendo presentada por nuestra compañera Mª José Marín Vico. El tema de la misma, convocada el pasado año por Cajamadrid, fue “No a la violencia de género”
Permanecerá la muestra en el CEP hasta el 28 de abril, se podrá visitar con el alumnado concertando cita previa.

Tomo y obligo

Compuesta allá por los años 30, Carlos Gardel puso la música y su voz, examina tú la letra:

Tomo y obligo, mándese un trago,
que hoy necesito el recuerdo matar;
sin un amigo lejos del pago
quiero en su pecho mi pena volcar.
Beba conmigo, y si se empaña
de vez en cuando mi voz al cantar,
no es que la llore porque me engaña,
yo sé que un hombre no debe llorar.

Si los pastos conversaran, esta pampa le diría
de qué modo la quería, con qué fiebre la adoré.
Cuántas veces de rodillas, tembloroso, yo me he hincado
bajo el árbol deshojado donde un día la besé.
Y hoy al verla envilecida y a otros brazos entregada,
fue para mí una puñalada y de celos me cegué,
y le juro, todavía no consigo convencerme
como pude contenerme y ahí nomás no la maté.

Tomo y obligo, mándese un trago;
de las mujeres mejor no hay que hablar,
todas, amigo, dan muy mal pago
y hoy mi experiencia lo puede afirmar.
Siga un consejo, no se enamore
y si una vuelta le toca hocicar,
fuerza, canejo, sufra y no llore
que un hombre macho no debe llorar.