100% femenina

Gracias a su maestría eligiendo las mechas y extensiones, Eva Longoria (31), consigue un aspecto siempre impecable y divino. Su capacidad de cambio es tal, que en una sola noche llevó 10 looks diferentes. Con todos nos conquistó.

Maldita canción

Dos chicas del municipio de Ermua denunciaron el día 28 de abril en El País el contenido de una de las canciones que aparecen en el disco "No es cuestión de edades" del cantante de hip hop Porta. La carta es la siguiente:

 

Maldita canción
Leire Elustondo Quiñónez y Lohizune Santa Cruz Landa 28/04/2007

El sábado pasado nos juntamos mis amigas y yo, como habitualmente lo hacemos, en la plaza de nuestro pueblo, Ermua.Como a veces nos ocurre, no sabíamos qué hacer y nos fuimos a un bar a tomar un refresco. Nos sentamos en una mesa las siete amigas con intención de charlar, escuchar música y hacer plan para el domingo.De pronto, pusieron una canción que nos dejó realmente aturdidas, impresionadas, patidifusas, sin palabras (que ya es difícil). Nos acercamos a la barra y le preguntamos a uno de los camareros si nos podía dejar el CD que estaba sonando en ese momento y decirnos el nombre de su autor. El amable camarero nos lo dejó e inmediatamente nos dirigimos hacia mi casa para escuchar la canción detenidamente.

Vamos a escribir algunas de la "lindezas" que Porta (así se llama el cantante) nos dedica a todas la adolescentes de hoy en día: "Las niñas de hoy en día son todas una guarras, pues sólo quieren sexo con drogas y farras"… (aquí puedes seguir con el resto).

¿Qué os parece, lectoras y lectores? ¿No es como para impresionar?

Escribimos aquí algunos comentarios que, entre nosotras hicimos: somos adolescentes y nos parece insoportable cómo Porta, un cantante conocido a quien escucha mucha gente, nos describe a las chicas de hoy en día.

No somos guarras, cada cual es libre de sus actos siempre y cuando no haga daño a nadie. No somos zorras ni nada de lo que decís, pues no buscamos lo que pensáis, y esto nos hace pensar que igual sois vosotros los que estáis obsesionados y preocupados por esas cosas.

¿Por qué utilizáis estas expresiones tan agresivas, violentas, machistas, duras para dirigiros a nosotras?

Si tenéis algún mensaje que darnos, algo que decirnos, lo podéis decir de otra manera, pues así lo único que conseguís es enfadarnos y mucho.

 

Mi abuela (1888-1993)

Mi abuela

pisó dos siglos.

Los abarcó con su aliento

y desparramó

sobre ellos, vida y fuerza.

Como esa tierra fértil

que el labrador exprime

hasta el último surco

para obtener cosecha.

Mi abuela

parió cinco hijos

como cinco soles,

que vinieron al mundo

con cinco bocas

cargadas de tristeza.

Mi abuela

amamantaba, cosía,

doblaba su espalda

sobre la pila de piedra,

planchaba, guisaba

en la vieja

hornilla de leña.

Mi abuela

contaba los jornales

del hombre de la casa.

Contaba los platos

de legumbres,

contaba los panes

en la alacena

contaba los días…

¡Juan, no nos llega!

Mi abuela

quedó sola, la muerte

se llevó a Juan,

los jornales,

los platos,

los panes,

los días…

Mi abuela

con cinco hijos

como cinco soles,

cinco bocas de ausencias,

cinco bocas negras

de hambre.

Y estalló la Guerra.

Mi abuela

sola, desolada,

sin nada,

sólo cinco necesidades

imperiosas,

cinco futuros rotos,

entre las bombas

y el alba.

Mi abuela

traspasó caminos

de exilio polvorientos

y halló su casa,

cobijo de soldados,

tapiada por la hierba,

puertas arrancadas,

ventanas abiertas

sin nada

que guardar

tras los muros de tierra.

Mi abuela

nunca fue a la escuela.

No era importante.

No fue miliciana,

ni enfermera.

No estuvo en el frente

ni en las trincheras.

Vida anónima,

sí,

mi abuela.

María Isabel Luque Muñoz

I.E.S Cumbres Altas  –   Nueva Carteya (Córdoba)

Primero de mayo

Original forma de pedir igualdad entre mujeres y hombres la que protagonizó ayer la jornada de manifestación en Vigo. Con motivo de la celebración del 1 de Mayo no dudaron en ponerse un pañuelo en la cabeza y coger el cesto de costura para escenificar el lema «Por la igualdad, empleo de calidad».
(Fuente ABC.es)