Cuatro meses, tres semanas, dos días

Lo pasé mucho peor viendo esta película que impresionado por Javier Bardem en la que le ha supuesto la estatuilla famosa. He leído muchos adjetivos que intentan definir esta cinta: austera, tenebrosa, inquietante, realista… cuando la veáis añadid el que queráis.
A través de una sola cámara nos convertimos en partícipes, cómplices y víctimas de una historia que vamos a tardar en olvidar, la odisea de dos chicas (una de ellas quiere abortar) en la Bucarest de los últimos días del comunismo, donde al aborto estaba totalmente prohibido.
Desde las primeras imágenes en la residencia de estudiantes donde viven, pasando por la ducha o el suelo del servicio de un hotel, hasta los recorridos por la pesada noche de Bucarest, todo permanecerá en nuestro cerebro (por lo menos lo ha hecho en el mío).
No es película para efectos especiales (ni para pelucas), aunque los consigue y mucho.
No te la pierdas si aún crees en el cine.

One thought on “Cuatro meses, tres semanas, dos días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *