Marta


Y seguimos sin entenderlo, y nos quedamos sin palabras, «parecía un chico normal» leo el mismo absurdo día de los enamorados, malditos enamorados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *