Tras la pared

Así cantaba Tracey Chapman en el año 1988, en su aclamado e inolvidable primer disco:

Last night I heard the screaming
Loud voices behind the wall
Another sleepless night for me
It won’t do no good to call
The police
Always come late
If they come at all

And when they arrive
They say they can’t interfere
With domestic affairs
Between a man and his wife
And as they walk out the door
The tears well up in her eyes

Last night I heard the screaming
Then a silence that chilled my soul
I prayed that I was dreaming
When I saw the ambulance in the road

And the policeman said
«I’m here to keep the peace
Will the crowd disperse
I think we all clould use some sleep»

Anoche escuché un grito
voces altas tras la pared
otra noche sin dormir para mí.
No haría ningún bien llamar
a la policía. Siempre llegan tarde
sí es que vienen.

Y cuando lo hacen
dicen que no pueden interferir
en asuntos domésticas
entre un hombre y su esposa
Y mientras caminan a la puerta
Las lágrimas caen de los ojos de ella.

Anoche escuché un grito
Entonces un silencio heló mi alma.
Cuando ví a la ambulancia en el camino
recé para que fuese un sueño.
Y el policía dijo
‘Estoy aquí para mantener la paz
Dispérsense
Creo que todos deberíamos dormir’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *