Buda explotó por vergüenza


Posiblemente puedan ponerse defectos a esta película de Hana Makhmalbaf, directora de 18 años criada en un ambiente cinéfilo, pero desde luego no seré yo quien lo haga.

Se trata de una parábola ambientada en la región de Bamiyán, donde los talibanes hicieron estallar las estatuas gigantes de Buda. Las aventuras de Baktay, una niña de unos seis o siete años que permanecerá durante mucho tiempo en nuestro recuerdo, pasan de lo cómico a lo triste y a lo terrorífico sin apenas darnos tiempo a reaccionar. Baktay, un personaje que resiste ante la fuerza ejercida sobre ella, hasta que finalmente tiene que tomar la decisión de «dejarse matar» o ser esclava ¿Cómo puede hacerse una película así con una sola cámara y películas tan malas con tantos medios? Además, a diferencia de otras, estoy seguro de que gustará al alumnado de la ESO; las escenas de las escuelas son impresionantes. Verla debería ser obligatorio en el curricullum, no os la perdáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *