8 de marzo: algunas recomendaciones

Un par de recursos para el 8 de marzo que se nos acerca: 

 

 

Carmen Conde

Carmen Conde, consigue ser la primera mujer de la RAE el 9 de febrero de 1979. Su discurso de ingreso, Poesía ante el tiempo y la inmortalidad, es sólo una pequeña muestra de su capacidad creadora, que abarca la poesía (definida por ella como "el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano"), los relatos, el teatro, las memorias, o, incluso, la literatura infantil. Llama la atención cómo ha pasado a la historia por la anécdota de ser la mujer que consiguió por primera vez ser miembro de la RAE (eso sí, después del rechazo que tuvo su candidatura en 1978), no por la calidad y cantidad de su amplia biografía.

María José Aguilera

Concurso de microrrelatos: "Violencia hacia las mujeres"

Con motivo del 25 de noviembre, el C.E.P. de Córdoba organiza este concurso, en el que participarán todos los centros de la provincia que están implicados en el proyecto "Nuevas masculinidades, nuevas relaciones". En nuestro centro haremos un certamen previo con premios que servirá para seleccionar a los trabajos que presentemos al concurso del C.E.P. Nuestras bases son las siguientes:

1.- Puede participar todo el alumnado del centro I.E.S. “GRAN CAPITÁN”

2.- Cada participante presentará un solo microrrelato.

3.- La extensión máxima será de 150 palabras.

4.- Los microrrelatos pueden basarse en las tres palabras clave siguientes: mirada, amor, vida. No es obligatorio que aparezcan las tres.

5.- El plazo de recepción de los microrrelatos, que debes introducir como un comentario en esta misma entrada del blog "Igualdad", termina a las 14:40 horas del día 6 de noviembre.

6.- El nombre y apellidos de los concursantes, así como el aula al que pertenecen figurarán al final del relato.

7.- Los escritos se harán públicos durante la mañana del día 13 de noviembre.

8.- Un jurado, compuesto por profesorado del IES “Gran Capitán”, elegirá tres microrrelatos premiados.

9.- Premios:

Se establecen tres premios de 20 euros. Consistirán en cheques regalo de la Librería Proinco.

10.- Entre los ganadores y finalistas, el jurado de nuestro centro seleccionará un máximo de 6 microrrelatos que participarán en el Concurso del C.E.P. de Cordoba. Las bases del concurso provincial puedes verlas en este enlace.

10.-La participación en el concurso supone la total aceptación de estas bases.

 

Nuestra compañera Carmen Jurado ha preparado una magnífica introducción para acercarnos al mundo de los microrrelatos. Aquí te la puedes descargar

Mi abuela (1888-1993)

Mi abuela

pisó dos siglos.

Los abarcó con su aliento

y desparramó

sobre ellos, vida y fuerza.

Como esa tierra fértil

que el labrador exprime

hasta el último surco

para obtener cosecha.

Mi abuela

parió cinco hijos

como cinco soles,

que vinieron al mundo

con cinco bocas

cargadas de tristeza.

Mi abuela

amamantaba, cosía,

doblaba su espalda

sobre la pila de piedra,

planchaba, guisaba

en la vieja

hornilla de leña.

Mi abuela

contaba los jornales

del hombre de la casa.

Contaba los platos

de legumbres,

contaba los panes

en la alacena

contaba los días…

¡Juan, no nos llega!

Mi abuela

quedó sola, la muerte

se llevó a Juan,

los jornales,

los platos,

los panes,

los días…

Mi abuela

con cinco hijos

como cinco soles,

cinco bocas de ausencias,

cinco bocas negras

de hambre.

Y estalló la Guerra.

Mi abuela

sola, desolada,

sin nada,

sólo cinco necesidades

imperiosas,

cinco futuros rotos,

entre las bombas

y el alba.

Mi abuela

traspasó caminos

de exilio polvorientos

y halló su casa,

cobijo de soldados,

tapiada por la hierba,

puertas arrancadas,

ventanas abiertas

sin nada

que guardar

tras los muros de tierra.

Mi abuela

nunca fue a la escuela.

No era importante.

No fue miliciana,

ni enfermera.

No estuvo en el frente

ni en las trincheras.

Vida anónima,

sí,

mi abuela.

María Isabel Luque Muñoz

I.E.S Cumbres Altas  –   Nueva Carteya (Córdoba)

Cervantes y las mujeres

            Con este título, Juana Vázquez (catedrática de Lengua y Literatura y escritora) publicó el 1 de marzo un artículo de opinión en El País que recogía el tratamiento que Cervantes dio a las mujeres en su vasta obra literaria.

            Como argumenta la estudiosa de la obra cervantina, Cervantes fue un adelantado a su tiempo, no sólo en su capacidad noveladora, sino también en la libertad e independencia que otorgó a los personajes femeninos. Efectivamente, si comparamos la concepción machista e incluso misógina de autores de la época como Calderón de la Barca, Tirso de Molina, Lope de Vega, Quevedo…con la alfabetización e instrucción que presentan muchas de las mujeres cervantinas, saltan a la vista las diferencias. El cotejo puede extenderse también a la propia situación de la mujer en la época, analfabeta en su mayoría, y a algunas de las perspectivas actuales que nos ofrecen los medios de comunicación (la publicidad, por ejemplo).

            Si nos centramos en El Quijote, la diversidad de los personajes femeninos nos deslumbra. Cervantes no se deja arrastrar por los dos tópicos más comunes de la época: la mujer madre o santa, idealizada por su sumisión a la voluntad del varón y de la propia sociedad, o la mujer bruja, prostituta y maligna, que, normalmente, se pierde en un mundo pecaminoso. Lejos de estos estereotipos, el autor de El Quijote caracteriza a sus personajes femeninos otorgándole cualidades positivas y, al mismo tiempo, defectos variados. Esbozamos, a continuación, la siguiente muestra: el ama y la criada de Alonso Quijano, la mujer de Sancho Panza (Teresa), Maritornes, la Duquesa, Dulcinea (como mujer idealizada), Aldonza Lorenzo (con gran fuerza física), Dorotea, Marcela…

            A pesar de estar atrapado en ciertos tópicos, Cervantes muestra mujeres que quieren introducirse en la cultura, que defienden ser dueñas de su propia vida, tal y como proclama Marcela: “Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos”.

            Según lo presentado, Don Miguel se acerca a la reflexión de una de las autoras más publicadas, leídas y consideradas del barroco, María de Zayas y Sotomayor, que proclamó:  ¿Por qué, vanos legisladores del mundo, atáis nuestras manos para la venganza, imposibilitando nuestras fuerzas con vuestras falsas opiniones, pues nos negáis letras y armas? ¿Nuestra alma no es la misma que la de los hombres? (…). Por tenernos sujetas desde que nacimos, vais enflaqueciendo nuestras fuerzas con temores de la honra, y el entendimiento con el recato de la vergüenza, dándonos por espadas ruecas, y por libros almohadillas”.

            Sin duda, tanto Cervantes como su compañera coetánea, siguen estando de rabiosa actualidad. Ellos comenzaron un camino que nosotros, cuatro siglos más tarde, no hemos podido concluir de forma exitosa… Nos toca seguir luchando contra todos los gigantes que se interpongan en nuestro recorrido, a pesar de que muchos incrédulos sigan creyendo que son sólo molinos de viento.

Mª José Aguilera 

Memoria y dignidad

Me viene a la memoria

en un día de lluvia

y de canciones tristes

el recuerdo de aquellas trece rosas

rojas como su sangre.

 

Las jóvenes mujeres

que hoy vemos por las calles

de la ciudad nerviosa

tal vez no las recuerden

ni conozcan su historia.

 

Mas aun cuando no sepan

del dolor ni la lucha

su herencia ya es genética

y está escrita en el mapa de la vida.

 

Se anuncia un nuevo tiempo

sin nada que perder

pues todo lo han ganado

con trabajo y constancia:

La dignidad hoy se escribe

con nombre de mujer.

 

 

Miguel Cobo Rosa    (Profesor del IES “Santa Catalina de Siena”)

            Febrero, 2007

La Regenta

Nuestro compañero Matías Regodón publica una webquest sobre esta obra de Clarín. Está pensada para 2º de Bachillerato, aunque también es aplicable para 4º de ESO. Podemos leer en la introducción:

¿Crees que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres? Ni siquiera hoy día podríamos responder con rotundidad que sí, aunque, desde el punto de vista legal, exista esa igualdad. Pues imagina, que nos trasladamos al Siglo XIX, periodo en el que se desarrolla la acción de La Regenta, y le formulamos a su protagonista esta misma pregunta.

¿Estás dispuesto a introducirte en el túnel del tiempo de la literatura, para averiguar la respuesta a ésta y otras preguntas? ¿Quieres ejercer como periodista literario, durante unos días?