Sexo y adolescencia

En una entrada reciente ya comentábamos un artículo del diario EP sobre el aumento de la incidencia del embarazo en adolescentes, que nos sorprendía tanto por su contenido como por la disparidad de los datos. Hace pocos días volvíamos a leer otro artículo sorpresivo, aunque en este caso se trata de diferentes edades (no tan lejanas), sobre cómo está bajando la edad del nuevo cliente de la prostitución, la cual entra a formar parte de los planes de ocio de la juventud.

Este pasado fin de semana encontramos otro reportaje ("El sexo adolescente se salta la seducción"), lleno de datos que no acabamos de comprender del todo; incluso en algunos casos nos cuesta creer. Algunos de estos son los siguientes:

  • …ahora la sexualidad es lúdica, algo corriente, parte del ocio, un intercambio entre amigos, algo que hay que hacer…
  • …hay un aumento del uso de la pornografía… el resultado es la construcción de una sexualidad genitalizada y machista.
  • …hay sectores sociales en los que siguen vigentes los estereotipos más tradicionales y en los que las chicas tienen menor capacidad de decidir libremente sobre cuando y cómo mantener relaciones sexuales.
  • El 44% de los estudiantes y el 24% de las alumnas consideran la homosexualidad como una enfermedad, según un estudio realizado por COLEGAS.
  • Alrededor del 80% está convencido de que si alguien en su clase declara su homosexualidad sería "discriminado"

Datos para debatir y pensar. Tú tienes el cerebro y la palabra.

 

 

Abortos y embarazos no deseados

Con el titular "Demasiados abortos juveniles" se nos presentan, en un reciente artículo del diario EP , los datos sobre abortos en la población juvenil, los cuales no han hecho más que aumentar en los últimos años. Eso parece claro, aunque hay ciertas contradicciones en algunas cifras del citado artículo.

Una primera explicación de este hecho nos la da el Estudio sobre Hábitos de Vida y Salud entre Adolescentes, una encuesta internacional apoyada por la OMS; en el mismo queda de relieve cómo desde el año 1990 al 2002 ha aumentado el porcentaje de chicos (del 12,20 al 17,60%) y chicas (del 5,52 al 18,30%), entre 15 y 16 años, que dicen haber tenido relaciones sexuales coitales. Las demás razones que intentan explicarnos esta situación, en el mencionado artículo, son más difíciles de digerir, pero no significa ello que las ponga en duda:

  • La falta de educación ("las chicas llevan mal lo del preservativo, no lo saben poner, les da vergüenza comprarlo…").
  • La ingenuidad ("confían mucho en sus parejas y en su marcha atrás").
  • No sé cómo llamar a otra razón que se da para las más jóvenes, aquéllas que "creen que tienen una especie de protección mágica"…

Desde el Observatorio de Salud de la Mujer, Concha Colomer nos habla de las desigualdades que en este campo también sufren las chicas, que según un estudio de Sanidad, "tienen escasa capacidad para la negociación del uso del preservativo y deben asumir la responsabilidad y las posibles consecuencias". Según Mamen Castillo, desde el Centro Juvenil de Orientación para la Salud de Sevilla "a ellas les da vergüenza llevar encima preservativos por miedo a lo que pensarán los chicos y además son chantajeadas para tener relaciones sin preservativo".

Los datos no son rebatibles: 13.000 adolescentes abortaron durante el 2005. No parece que la información a la que pueden tener acceso, no siempre fiable, sea suficiente. La escuela debe tener una mayor relevancia, a la hora de luchar contra este problema, y debe hacerlo desde edades más tempranas. ¿Nos estaremos olvidando de este tema?